Shirley Horn ::: Mayo 1, 1934
Shirley Horn recuerda haber tocado el piano de su abuela cuando tenía cuatro años. Desinteresada por jugar con los niños del vecindario, Horn no disfrutaba más que de tocar ese piano, y se encerraba en el salón de su abuela, que estaba reservado para los invitados y era más frío que el resto de la casa. Después de varios años de esto, su madre, que admiraba la música clásica, inscribió a la niña en clases de piano. Shirley estaba rodeada de música en su familia, y admitió que la mayoría de las canciones de su repertorio son las que escuchó mientras crecía, en Washington D.C. Tocó con un coro, en la escuela dominical, y ganó un concurso de talentos y un compromiso de 13 semanas en la radio a los 13 años. Horn estudió piano y composición en la Escuela de Música de la Universidad Howard, en Washington, desde los 12 hasta los 18 años. Aunque se centró en las obras para piano de los grandes compositores clásicos occidentales, fue el jazz el que finalmente captó la atención de Horn. A los 17 años, Horn comenzó a tocar en un restaurante y club nocturno local. La pianista fue obligado a cantar. «Era muy tímida y me costaba mucho cantar», dijo Horn. Al darse cuenta de que podía ganar más dinero como vocalista, continuó tocando el piano y desarrollando sus habilidades de canto y de interpretación, y formó su propio trío en 1954.

Su matrimonio a la edad de 21 años ralentizó su carrera musical, y Horn actuó en vivo sólo en las áreas de Washington y Baltimore, Maryland. Publicó su primera grabación, «Embers and Ashes», en la pequeña discográfica Stereo-Craft en 1961. El álbum pasó casi desapercibido, pero llamó la atención del legendario trompetista de jazz Miles Davis, que localizó a Horn y la invitó a Nueva York para que abriera para él en el Village Vanguard. Horn y Davis, se unieron por su enfoque muy similar de la música. Ambos artistas son reconocidos por su uso del espacio, largos silencios entre las notas, para crear una cierta tensión, particularmente cuando hacen baladas. El estilo crea una especie de suspenso. Aunque los dos se separaron musicalmente durante los años 60, Davis siguió siendo un amigo cercano y mentor de Horn hasta su muerte en 1991.

Más en:  allaboutjazz.com