Logo Alrededor de Medianoche
Turning Point

Gonzalo Rubalcaba / Trio D’ete

5Passion | digitally Sept, 13, 2022 // CD Oct 7, 2022

Gonzalo Rubalcaba - Turning Point

 

1 Infantil 6:36
2 Otra Mirada 10:08
3 Turning I 2:10
4 Iku 7:34
5 Turning II 3:16
6 Hard One 8:05
7 Joy,Joie 6:19

 

 

Gonzalo Rubalcaba – piano
Matt Brewer – bas
Eric Harland – drums

 

 

«Quería hacer un disco en trío de música original, basado en el lenguaje del jazz, no completamente directo, pero aportando otros elementos que forman parte de mi memoria musical y de mi personalidad como músico. Pensé que Eric podría ayudarme rítmicamente -su formación no es sólo straight ahead, sino también de R&B-, toca la batería de una manera muy moderna, que es lo que yo buscaba.»

El pianista Gonzalo Rubalcaba, ganador de un GRAMMY, presenta su nuevo trío D’été con Matt Brewer y Eric Harland en Turning Point, que ya está a la venta en formato digital a través de 5Passion Records y en CD el 7 de octubre de 2022, el segundo de una trilogía planeada de grabaciones en trío, este nuevo lanzamiento sigue los pasos de Skyline de Rubalcaba, que ganó el año pasado el premio GRAMMY al Mejor Álbum Instrumental de Jazz.

Durante sus 35 años como artista discográfico, Gonzalo Rubalcaba ha sido reacio a repetirse de un álbum a otro, adhiriéndose a un principio que en su día resumió Wayne Shorter como «todo lo que ha pasado es un trabajo en curso», o, como dijo suavemente Duke Ellington, «mi grabación favorita es la siguiente». En esa línea, en los últimos años -como en Skyline con Ron Carter y Jack DeJohnette– Rubalcaba ha hecho una retrospección de experiencias anteriores, reconsiderando la materia prima y abordándola con una actitud de creatividad especulativa.

Esos imperativos guiaron a Rubalcaba en 2018 al concebir Turning Point, grabado en Miami un mes después de Skyline. Al igual que Skyline, Turning Point demuestra el enfoque proteico de Rubalcaba hacia el trío de piano, una configuración que ha investigado ante la mirada del público desde sus grabaciones en Blue Note de los años 90 con Carter, DeJohnette, Charlie Haden, John Patitucci, Jeff Chambers, Paul Motian e Ignacio Berroa.

Aunque Rubalcaba tiene profundas raíces con ambos músicos, la configuración Rubalcaba-Brewer-Harland era nueva hacia 2018. Turning Point es la quinta grabación de Brewer con Rubalcaba desde 2007, cuando tocó en Avatar, una sesión de quinteto con el saxofonista alto Yosvany Terry, el trompetista Michael Rodríguez y el baterista Marcus Gilmore en la que Rubalcaba estrenó «Infantil», una versión reimaginada que abre este álbum. Posteriormente ha actuado en las producciones de 5Passion Siglo XXI, que contó con el trío de Rubalcaba con Brewer y Marcus Gilmore; Suite Caminos, una evocación de lo antiguo a lo futuro del ceremonial afro-yoruba; y Charlie, el homenaje de Rubalcaba a Haden centrado en el bolero.

Mientras que Skyline fue un esfuerzo de colaboración con composiciones de Rubalcaba, Carter y DeJohnette, en Turning Point, Rubalcaba asume un papel más importante como compositor y productor. «Por supuesto, puse mi confianza en Eric y Matt, y quería que hicieran esa música como si fuera también su música. Ambos se toman muy en serio el estar al día e informados de todo lo que ocurre en este momento, no sólo aquí, sino en diferentes puntos del mundo. Tienen música americana, por supuesto, pero también música de la India, de Brasil, de África, de músicos que no conozco. Esto es saludable, porque puedes decirles: ‘esta es mi idea, y me gustaría tener ese sonido e ir en esa dirección’, y su nivel de referencia les permite conectar rápidamente con esa idea».

Como ejemplo, Rubalcaba cita su tratamiento de la mencionada «Infantil», dedicada a la leyenda de la guitarra John McLaughlin, quien, dice, «siempre ha tenido la sensación de alguien que se ha mantenido fresco y activo y curioso a lo largo de tantas décadas, manteniendo la actitud de un joven rebelde». La estructura contiene modulaciones métricas en un momento dado, desde el funk hasta el latín, pasando por el straight-ahead.

Otro punto destacado es «Otra Mirada», un bolero original que debutó en Supernova (Blue Note), publicado el mismo año que Nocturne, para el que Rubalcaba convocó al maestro del bajo nuyorican Carlos Henríquez, que entonces tenía 20 años, y al titán cubano de la batería Ignacio Berroa.

«El bolero estaba en todas partes en mi casa y con mi familia en La Habana», dice Rubalcaba. «Durante mucho tiempo he presentado mi relación con el bolero cambiando todo lo que puedo armónica y rítmicamente, para mirar de otra manera lo que es o ha sido el bolero hasta hoy. Como estilo, pienso en el bolero como una música muy europea con una sección rítmica muy latina. La melodía puede estar hecha por un compositor italiano del siglo XVIII o XIX, y las armonías vienen a veces de la música de jazz o de la música americana, o incluso de la música europea en su forma más clásica. Luego los bongos, las congas y las maracas están detrás, cambiando los colores rítmicos. En ‘Otra Mirada’ si eliminamos la batería y dejamos sólo el bajo y el piano, podría ser fácilmente música de cámara. La batería la transforma, lleva la música en otra dirección».

El tumbao preciso, deliberado y resonante de Brewer introduce «Ikú» (el término yoruba para «la muerte»), cuya melodía majestuosa y agridulce Rubalcaba extrajo de un canto que había escuchado en su infancia en las ceremonias funerarias. Harland pinta el sonido en todo momento con mazos. «Aparece siempre en un estado de ánimo triste cuando has perdido a alguien o estás recordando a alguien que ha fallecido», dice Rubalcaba sobre la pieza. «Al mismo tiempo, la melodía de la línea y el espíritu de esa música me parecen hermosos. Todo está ahí: la oscuridad o el lado luminoso, la dulzura y la belleza o la parte triste y nostálgica. Cómo aprecias la música depende del día, del momento que estés viviendo».

Algunas partes de «The Hard One» suenan como si dos baterías tuvieran una conversación. Rubalcaba la grabó por primera vez en el álbum Inner Voyage de 1998, cuando el titán tenor Michael Brecker se unió a su trío Jeff Chambers-Ignacio Berroa; dos años más tarde la retomó con Henríquez y Berroa en Supernova. En las notas del libreto de Inner Voyage, Rubalcaba escribió que Chambers se refería a la pieza como «la dura» durante los ensayos de una gira japonesa que precedió al álbum, y «decidimos que el nombre era apropiado». Y añadió: «…está conectada con parte del trabajo de Chick Corea durante los primeros años 80; también la relaciono con el lenguaje desarrollado por compositores como Berg, Bartok, Stravinsky y Schoenberg».

Concluye la actuación con la enérgica, juguetona, interactiva y autodescriptiva «Joy, Joie», la única composición de Rubalcaba escrita específicamente para el Trio d’été. La describe como una oda a «un espíritu que no puede ser oscuro y no puede estar decaído, que es brillante, lleno de luz». Es probablemente la pieza menos compleja formalmente del disco: dos secciones, como los típicos estándares de la música americana, AABA, y luego los solos, y luego la coda. Eso es todo».

Para terminar nuestra conversación, Rubalcaba reveló lo que sus seguidores pueden esperar para el tercer volumen de esta extravagancia de tres partes que pretende mostrar «tres tríos diferentes, diferentes proyecciones, diferentes lenguajes, diferentes sonidos y diferentes formas de abordar la música». Será un álbum de «fusión latina» en el que participarán «músicos de la cultura latina, no sólo de Cuba». «Mi plan es traer nuevas composiciones originales para este álbum, no música que ya había hecho y que quiero recomponer», dice Rubalcaba. «Ese será el reto».

 

gonzalorubalcaba.com 
5passion.com 

 

0
Nos encantaría que comentaras!!x