Tony Tixier – Life Of Sensitive Creatures

Tony Tixier – Life Of Sensitive Creatures

Life of Sensitive Creatures
Tony Tixier
Whirlwind Recordings | Agosto 12, 2017

{{heart_svg}}LikeLiked
1
0

 

1. I Remember The Time of Plenty 5:21
2. Denial of Love 5:19
3. Tight Like This 3:57
4. Illusion 5:48
5. Home At Last 4:30
6. Calling into Question 4:41
7. Darn That Dream 5:28
8. Blind Jealousy of a Paranoid 4:11
9. Isn’t She Lovely? 2:35
10. Causeless Cowards 5:08
11. Flow 4:21

Tony Tixier – piano/composition
Karl McComas Reichl – double bass
Tommy Crane – drums

El jóven pianista francés reúne a dos viejos camaradas para la realización de éste álbum, a quienes les confió su muy sentida obra con la esperanza de lograr arribar al resultado buscado. El disco tiene un alto contenido emocional que proviene de la música en sí misma y de las motivaciones del pianista a la hora de escribirla, su abuela había fallecido recientemente y quiso homenajearla como el nieto agradecido por la persona que ella forjó en él.

Recuerda Tixier: “…cuando escribí la música para el álbum, mi abuela acababa de pasar. Fue entonces cuando empecé, y decidí llevarlo al estudio. Tenía 86 años, y hablaba mucho del mundo, de cómo nosotros, los seres humanos, lo quemamos, lo consumimos demasiado rápido. Somos una especie egoísta. ¿Estamos demasiado centrados en nosotros mismos? Tommy, y Karl, están hablando de esto. Y a través de jugar con ellos, he aprendido a abrir mi corazón a otras criaturas, ¿sabes? La música es realmente sobre esta conversación humana. Los títulos son a veces un poco negativos, pero me gusta tomar lo negativo y transformarlo en un hermoso espacio de ensueño. Es una oda a la vida, a todas las criaturas sensibles.”

En párrafo de una extensa entrevista previa al lanzamiento del álbum, el pianista reflexiona:

“A lo largo del camino nos encontramos, cuestionamos y sentimos una amplia gama de emociones, mientras seguimos respirando y conviviendo juntos. Sigue escuchando. Mantente sensible, nunca olvides que todas las criaturas de esta tierra comparten el mismo hogar. De eso se trata esta música”.

Y culmina, siempre referido al imaginario puesto en el álbum: “Es un cancionero de emociones, puesto en música. Estamos haciendo arte, una pintura conmovedora, y estoy orgulloso de ello”

CORTINA FINAL
Verso
Tongue
Anenon
Friends of Friends Music | Feb 9, 2018

John Abercrombie Quartet – 39 Steps

John Abercrombie Quartet – 39 Steps

39 Steps
John Abercrombie Quartet
ECM | Sept 20, 2013

{{heart_svg}}LikeLiked
3
0

El título del álbum, el noveno corte de diez de éste fantástico disco, mas otros tres cortes, hacen referencia al film de Alfred Hitchcock estrenado en 1935, los otros tres films de la larguisima filmografía del maestro del suspenso: Vértigo (1958), Spellbound (1945) y Shadow of a Doubt (1943). Desconozco la referencia citada por medio del arte de tapa, el verde cesped de una cancha de fútbol…

Dejando de lado éstos curiosos detalles nos queda lo que verdaderamente importa, uno de los más logrados discos entre la muy prolífica producción del guitarrista y muy especialmente la generada en su asociación y amistad de años con el pianista Marc Copland. Se conocen desde su participación en el cuarteto del baterista Chico Hamilton allá por los ’70, por ésa época también formaron parte del seminal experimento surgido del laboratorio de Miles, el llamado jazz-rock, formando parte de Dreams, el grupo donde militaban además los hermanos Brecker.

Duró pocos años aquello y a su disolución los Brecker y el resto de los sobrevivientes de Dreams formaron The Brecker Brothers. Por entonces también la personalidad musical de Marc Copland sufriría una increíble mutación, de reconocido saxofonista a increíble pianista. Un cambio de identidad que fué apoyado y alentado por Abercrombie, algo que el pianista nunca olvidó y por lo que estuvo siempre muy agradecido. “Si tocara la guitarra querría sonar como él. A ambos nos gusta escuchar, acercarnos a las armonías de cierta manera, tocar tanto la letra como el swing, tenemos mucho de eso en común.” aclara Copland.

De ésta historia de típica sana convivencia de años surge la armonía y empatía reconocida en la música de 39 Steps tal vez el más logrado realizado juntos, algo en lo que también tuvo su cuota de aporte el productor Manfred Eicher al producir por primera vez la musica de Copland en su debut en el sello.

Pero la belleza de la criatura no se debe sólo a éstos tres protagonistas, el resto del cuarteto, Drew Gress y Joey Baron dos viejos amigos de años quienes también acompañaron a Abrecrombie y Copland en diferentes proyectos, aportan su musicalidad alimentada por los años de convivencia con el guitarrista.

CORTINA FINAL
Trio
Wait Till You See Her
John Abercrombie Quartet
ECM | Sept 25, 2009

Jan Garbarek – In Praise of Dreams

Jan Garbarek – In Praise of Dreams

In Praise of Dreams
Jan Garbarek
ECM | Julio 6, 2019

{{heart_svg}}LikeLiked
3
0

“In Praise of Dreams” fué lanzado originalmente en septiembre de 2004 y relanzado en formato vinilo el 6 de julio de 2019 por la celebración del cincuentenario de la creación del sello ECM. El estilo y sonido de Garbarek no deja dudas, marca indeleble del gran saxofonista noruego pilar histórico del sello que celebra su cincuentenario homenajeando a su figura con la selección de sus mejores obras concentradas en los 50 álbunes selectos.

Sin embargo se percibe un fuerte componente melódico en éste álbum, más de lo habitual en él fortalecido por la participación de dos grandes músicos como el violoncellista armenio Kim Kashkashian y el baterista afro-francés Manu Katché, un combo mágico desde donde brotan sutiles climas creando atmósferas muy evocadoras. “Pienso más en términos de evolución que de revolución, los cambios en la música se producen lentamente con el paso del tiempo, pero aquí hay algunas sorpresas”, aclara Garbarek.

Es conocido el lenguaje musical de Manú Katche que acá encuentra terreno fértil para derramar su poesía, pero es entre Garbarek y Kashkashian donde se genera el fuerte intercambio. Ambos se conocen de previos aportes en grabaciones que la compositora griega Eleni Karaindrou escribiera para varios films de Theo Angelopoulos; como también por su participación en un álbum del compositor georgiano Giya Kancheli. Finalmente la oportunidad de tocar juntos en un escenario se formalizó en 1999 en el Festival Bergen de Noruega en una Noche Armenia que destacó la música del compositor Tigran Mansurian. “Tocaba, más o menos improvisadamente, con Kim en una canción folklórica armenia”, recuerda Jan Garbarek, “y el sólo hecho de estar cerca de ese sonido suyo fue realmente mágico para mí, y consolidó mi sensación de que esta es la manera de tocar la viola”.

Mansurian escribió posteriormente la pieza Lachrymae para Garbarek y Kashkashian, que interpretaron en el nuevo álbum Monodia, “Eso unió aún más nuestros dos sonidos. Así que cuando vine a preparar material para’In Praise of Dreams’ el sonido de Kim estaba en mi mente…” completa Garbarek…

CORTINA FINAL
Rites
Jan Garbarek
ECM | Oct 5, 1998

Marzo 12

Marzo 12

PORTADA: Carla Bley

Salute amigos…, tratando de contribuir al buen pasar de un rato en casa ya sea que estés en cuarentena, descansando o lo que séa, te ofrecemos pasarla juntos compartiendo una programación muy especial (siempre lo son!!). Con un arranque dedicado a las chicas por la reciente celebración de su día, un bloque con tres de las mejores exponentes de la actualidad separadas generacionalmente pero aunadas en la mejor expresividad musical. La primera: la pianista y compositora estadounidense Jen Allen desde Sifting Grace (Next Level | Feb 21, 2020), una de las ocho mujeres pianista del mundo elegidas para el Taller de Mujeres en el Jazz, Mary Lou Williams, en 2011. Seguimos con Carla Bley desde Life Goes On (ECM | Feb 14, 2020) discazo de la legendaria pianista que sorprende en cada entrega. Cerramos en bloque de las chicas conconductora, arregladora y compositora australiana Vanessa Perica desde Love is a Temporary Madness (Self Production | Feb 27, 2020) al frente de su Big Band.

El pasado viernes seis de marzo falleció el pianista McCoy Tyner a los 81 años, uno de los más grandes e influyentes pianistas de todo el movimiento. Músico de Coltrane, se unió al gigante a los 21 años permaneciendo por cinco años junto al icónico saxofonista, para emprender luego su exitosa carrera como líder de banda. De su extensa discografía escuchamos Soliloquy (Blue Note | Feb 3, 1992) en Solo Piano.

El saxofonista de Países Bajos (estaba a punto de decir holandés!!!) Yuri Honing al frente de su Acoustic Quartet acaba de publicar Bluebeard (Challenge Records | Marzo 6, 2020 ), un disco que evoca una mirada muy introspectiva, los últimos registros del saxofonista han tenido éste desarrollo muy lírico y melodióso. Levantamos el ritmo con aires bien bop con el saxofonista estadounidense Ken Fowser, desde Morning Light (Posi-Tone Records | Feb 7, 2020), otra refrescante mirada a los sonidos clásicos de jazz del recientemente llegado a la cima del movimiento, tras una meteórica trepada desde su aparición en 2005.

Seguimos con el bata canadiense Ernesto Cervini desde Tetrahedron (Anzic Records | Marzo 6, 2020), discazo del multi premiado jóven baterista de 38 años, acompañado en éste proyecto por el celebrado guitarrista estadounidense Nir Felder.

Los dos últimos: lo más reciente del pianista Eldar Djangirov, Rhapsodize (Twelve Tone Resonance | Feb 21, 2020). Nacido en Kirguistán y radicado en los estados unidos desde muy pequeño, pronto comenzó a sonar llegando a los oídos de los popes del movimiento, hoy a los 33 años ha recorrido el camino de los veteranos. Cerramos con el gran contrabajista francés Henri Texier ?desde Chance
(Label Bleu | Feb 28, 2020) otro discazo del celebradísimo músico, acompañado por su banda de los últimos años donde destacan, su hijo Sébastien (saxo) y Manu Codjia (guitarra).

 Salute, nos vemos…, nos escuchamos…

Pat Metheny ::: From This Place

Pat Metheny ::: From This Place

From This Place
Pat Metheny
Nonesuch |Feb 21, 2020

El guitarrista estadounidense prepara su presentación en Buenos Aires para éste viernes 13 y sábado 14 de marzo, en el Teatro Gran Rex. Se formalizará así el tan esperado regreso del “Mejor Guitarrista de Jazz Vivo” según la crítica especializada, luego de más de veinticinco años, pero para la mayoría de nosotros quienes lo seguimos desde sus inicios supone el regreso del líder del Pat Metheny Group, uno de los grupos de Jazz Fusión más celebreados y exitosos de los últimos años. El proyecto comenzó a formar parte en 1975 cuando conoció a su alter ego, el pianista Lyle Mays, fallecido recientemente, arquitecto junto a Pat de la fascinante estructura musical erigida a lo largo de 28 años.

Luego de seis años fuera de los estudios y girando permanentemete con su nueva formación debido “a la demanda popular” comenta el guitarrista, y añade, “Lo que se suponía que iba a ser una gira relativamente corta se fue ampliando por la demanda popular, convirtiéndose finalmente en actuaciones de varios años por todo el mundo…” publicó finalmente éste último 21 de febrero su tan esperado regreso al estudio de grabación.

Así explica Pat cómo fué ése regreso:

“From This Place es uno de los discos que he estado esperando toda mi vida. Es una especie de culminación musical, que refleja una amplia gama de expresiones que me han interesado a lo largo de los años, a escala a través de un gran lienzo, presentado de una manera que ofrece el tipo de oportunidades de comunicación que sólo se puede ganar con un grupo de músicos que han pasado cientos de noches juntos en el quiosco de música.

A ello hay que añadir el reto de toda nueva música y la respuesta espontánea que generó, canalizarlo todo a través del prisma de la orquestación a gran escala e inesperadamente, From This Place se convierte en algo que hace avanzar muchas de mis aspiraciones centrales como músico.

A lo largo de los años que precedieron a este proyecto, llevé al cuarteto principal al centro de esta grabación en todo el mundo, presentando una noche de música centrada enteramente en composiciones anteriores. Hasta entonces, prácticamente todas las giras que había hecho se centraban en la nueva música del disco que fuera en ese momento, con unas cuantas piezas de épocas anteriores salpicadas por el camino.”

En una jugosa anécdota que comenta sobre sus charlas con la leyenda Ron Carter, durante sus larguisimas horas de convivencia a lo largo de numerosos viajes mientras tocaban juntos le hace las pregunts ” que siempre quise hacerle”: “¿por qué sus conciertos en vivo de esa época (durante sus últimos años en el Miles Davis Quintet) continuaron siendo en su mayoría los estándares que formaron la mayoría de los sets que la banda había estado tocando en vivo en los años anteriores? (All Blues, Joshua, Autumn Leaves, etc.) ¿Por qué esas canciones, en lugar de la nueva música que estaban grabando?

Carter me explicó que Miles tenía una filosofía que aplicó a esa alineación en particular. Quería que la banda desarrollara un código tocando esa música familiar noche tras noche, que luego pudiera aplicarse a la creación de una nueva forma de tocar juntos en el estudio. Un lenguaje común que combinara la familiaridad que los músicos tenían entre sí al tocar esas melodías antiguas con la frescura de lo que las nuevas composiciones podrían ofrecer en el estudio, creando lo mejor de ambos mundos.

Una lamparita se encendió en mi cabeza!!

Entonces, ¿por qué no escribir un montón de música nueva para ser presentada fresca por primera vez en el estudio a esta banda que conocía tan bien? Nada de ensayos. Vamos a entrar con un montón de música que compondría sólo para este equipo -un libro totalmente diferente de lo que habíamos estado tocando en directo- y a ver qué pasa. El enfoque del quinteto Miles.

Esta mirada en retrospectiva se ajusta también a los climas sociales y políticos que jugaron a sabiendas o no, en el humor compositivo del guitarrista revalorizando el poder de la música como bálsamo para las heridas…

La música se revela continuamente para ser en última instancia y algo extrañamente impermeable a los altibajos de los detalles transitorios que pueden incluso haber jugado un papel en su nacimiento. La música retiene su naturaleza y espíritu incluso cuando la cultura que la forma se desvanece, al igual que la suciedad que crea la presión alrededor de un diamante es olvidada desde hace mucho tiempo a medida que el diamante brilla.

Espero que este registro sea un testimonio de mi continua aspiración de honrar esos valores.

Enable Notifications.    Ok No thanks