La revista Musician lo nombró en su lista de los 100 mejores guitarristas y después de lanzar más de 60 álbumes como líder y tocar en docenas más como sideman en los últimos 40 años, Larry Coryell definitivamente se ganó ese honor. Explorando el sonido de las seis cuerdas en un número extraordinario de escenarios, ha hecho jazz directo, guitarra solista de influencia clásica, funk-rock fusión, dúos y tríos de guitarra y pop ligero con algunos de los nombres más importantes del jazz.

Nacido el 2 de abril de 1943 en Galveston , Texas, (falleció el 19 de febrero de 2017) Coryell creció en Richland, Washington, y comenzó su carrera musical en la escena rock y pop de Seattle. También estudió guitarra clásica, y desarrolló sus chuletas de jazz después de mudarse a la ciudad de Nueva York en 1965. Tocó con grupos dirigidos por Chico Hamilton y Gary Burton antes de empezar sus propias bandas. En 1973, formó The 11th House con Randy Brecker, Mike Mandel, Danny Trifan y Alphonse Mouzon, y su debut, Introducing The 11th House, fue uno de los álbumes pioneros de la fusión jazz-rock.

En una entrevista de 1997, Coryell le contó al periodista y músico Mike Starling sobre la atmósfera que llevó a los músicos de jazz a experimentar con la música rock: «Hoy en día, a todo el mundo le gusta el jazz directo, pero durante ese tiempo, el jazz directo era un poco plano comparado con todas las cosas emocionantes que estaban sucediendo en la música rock y pop», dijo. «Quiero decir, las barreras se estaban derribando a diestra y siniestra, los iconos se estaban rompiendo. Recuerdo que entré en (un club) y escuché a un tipo muy, muy, muy famoso – no diré quién fue – tocar’Round Midnight’ y me sonó aburrido como el infierno. Pero eso pasó. Después de que la parte emocionante de la era de la fusión se apagó, el directo empezó a sonar mejor otra vez».

Tres años y cuatro álbumes más tarde, el grupo se disolvió, y Coryell se centró durante un tiempo en la guitarra acústica, grabando una serie de sesiones en solitario, dúo y trío con guitarristas como Joe Beck, Steve Khan, Emily Remler y Philip Catherine. Las posteriores salidas acústicas incluyeron una gira con John McLaughlin y Paco de Lucía bajo el nombre de The Guitar Trio – una película llamada Meeting of Spirits documentó sus conciertos.

No es que Coryell se haya alejado de la electricidad. Se reunió con Mouzon en la Coryell/Mouzon Band a finales de los 70. En los 80, participó en una sesión de guitarra de cinco vías con John Scofield, Larry Carlton, John Abercrombie y Tal Farlow, uno de sus primeros héroes del jazz. En la década de los 90, grabó una serie de discos dirigidos al mercado del smooth jazz, un movimiento que más tarde calificó de «demasiado limitante». En 1997 se reunió con el baterista Billy Cobham (con quien grabó el disco de fusión Spaces 23 años antes) en una sesión llamada Spaces Revisited.

«El problema es que cuando tratas de meterte en esa nueva cosa adulta contemporánea, al menos en mi caso, bajas tus estándares musicales a tal grado que podrías llevar a Joe Schmo a la calle y hacer que tocara mi solo y no importaría», dijo Coryell a Starling después del lanzamiento de Spaces Revisited. «¡Y no puedo soportarlo! Fue como un mal necesario para entrar en esa nueva cosa de adultos contemporáneos por un tiempo, porque, ya sabes, es la única manera de obtener su nombre en frente del público a veces. Y es cierto que, a veces, algunas de esas cosas de Grover Washington y (otros) son interesantes, pero descubrí que eran demasiado blandas para ser el tipo de fusión que yo conocía. Es todo escala diatónica y unas cuantas ideas de blues y en el momento en que te salías de la escala, el productor en la cabina paraba la toma y decía,’¿Qué estás haciendo? «¡Eso no va a salir en la radio!» Así que, con «Espacios Revisitados», dije que tenía que hacer algo por mí mismo».

El álbum marcó su regreso a un sonido post-bop más aventurero, que desde entonces ha explorado con éxito con una amplia gama de colaboradores estelares. Monk, `Trane, Miles and Me (1999), Cedars of Avalon (2002) y Tricycles (2004) son sólo tres de los mejores álbumes que ha aportado al canon de jazz en los últimos años. También comenzó a enseñar en su alma mater, la Universidad de Washington, es autor de varios libros incluyendo una autobiografía, y diseñó una línea de instrumentos para guitarras Cort. Más de medio siglo después de haber empezado a tocar, el siempre ecléctico Coryell sigue explorando un nuevo territorio de seis cuerdas.

«Es uno de los pioneros de la fusión de jazz y de los campos de jazz rock, uno de los pioneros», dice el bajista Brian Torff.