Ella Fitzgerald | abril 25, 1917

Apodada “La Primera Dama de la Canción”, Ella Fitzgerald fue la cantante de jazz femenina más popular de los Estados Unidos durante más de medio siglo. En su vida, ganó 13 premios Grammy y vendió más de 40 millones de álbumes.

Su voz era flexible, amplia, precisa y sin edad. Podía cantar baladas seductoras, dulce jazz e imitar todos los instrumentos de una orquesta. Trabajó con todos los grandes del jazz, desde Duke Ellington, Count Basie y Nat King Cole, hasta Frank Sinatra, Dizzy Gillespie y Benny Goodman. (O mejor dicho, algunos dirían que todos los grandes del jazz tuvieron el placer de trabajar con Ella.)

Ella actuó en los mejores lugares de todo el mundo, y los llenó a tope. Su público era tan diverso como su rango vocal. Eran ricos y pobres, de todas las razas, religiones y nacionalidades. De hecho, muchos de ellos sólo tenían un factor vinculante en común – todos la amaban.
Humildes pero felices comienzos

Ella Jane Fitzgerald nació en Newport News, Va. el 25 de abril de 1917. Su padre, William, y su madre, Temperance (Tempie), se separaron poco después de su nacimiento. Juntos, Tempie y Ella se fueron a Yonkers, N.Y., donde finalmente se mudaron con el antiguo novio de Tempie, Joseph Da Silva. La hermanastra de Ella, Frances, nació en 1923 y pronto empezó a referirse a Joe como su padrastro.

Para mantener a la familia, Joe cavó zanjas y fue chofer a tiempo parcial, mientras que Tempie trabajaba en una lavandería y hacía algo de catering. Ocasionalmente, Ella también hacía pequeños trabajos para contribuir con dinero. Tal vez ingenua ante las circunstancias, Ella trabajaba como corredora para los apostadores locales, recogiendo sus apuestas y dejando dinero.

Su apartamento estaba en un vecindario mixto, donde Ella hacía amigos fácilmente. Se consideraba más bien una marimacho, y a menudo se unía a los juegos de béisbol del barrio. Además de los deportes, le gustaba bailar y cantar con sus amigos, y algunas noches tomaban el tren a Harlem y veían varios actos en el Teatro Apolo.

Más en:  ellafitzgerald.com