Esbjörn Svensson Trio ::: e.s.t. live in Gothenburg

Esbjörn Svensson Trio ::: e.s.t. live in Gothenburg

e.s.t. live in Gothenburg
Esbjörn Svensson Trio
ACT | Oct 25, 2019

1 Dating 9:48
2 Somewhere Else Before 8:02
3 The Rube Thing 11:49
4 From Gagarin’s Point Of View 7:06
5 The Wraith 10:04
6 Providence 8:50
7 Good Morning Susie Soho 12:54
8 The Chapel 6:40
9 Bowling 13:10
10 The Second Page 6:10
11 Dodge The Dodo 12:17

Esbjörn Svensson / piano
Dan Berglund / bass
Magnus Öström / drums

(Live recording: Oct 10, 2001 at Gothenburg Concert Hall, Sweden)

Esbjörn Svensson Trio - e.s.t. live in Gothenburg

El Esbjörn Svensson Trio sigue siendo un brillante faro de inspiración e influencia. Hay muchas tendencias actuales divergentes en el jazz y, sin embargo, e.s.t. sigue siendo un punto de referencia importante; su música, revolucionaria en su tiempo, es ahora tan actual como siempre. El lanzamiento de “e.s.t. live in Gothenburg” trae a los oyentes la grabación inédita de un concierto al que Esbjörn Svensson (f. 2008) se refirió en su vida como uno de los mejores que su trío haya hecho jamás. En esta grabación de 2001, e.s.t. tocó temas de los álbumes “From Gagarin´s Point of View” y “Good Morning Susie Soho”, y también incluyó los éxitos “From Gagarin´s Point Of View” y “Dodge The Dodo”. Incluso hay un tema, “Bowling”, que nunca antes se ha publicado en CD. “e.s.t. live in Gothenburg” documenta la magia perdurable de esta banda. La originalidad, la fuerza y la alegría se unen de forma ideal. Un concierto para todas las edades, interpretado por una banda que nunca será olvidada.


“…y finalmente llega la noche. Normalmente nos encontramos en el vestuario. Las baquetas de Magnus están golpeando sus piernas. Åke está hablando, diciendo algo sobre diferentes sistemas de sonido o quejándose de los EE.UU. y Bush. Dan y yo estamos saltando arriba y abajo para poner en marcha nuestra energía. Luego subimos al escenario, nos encontramos con el público, la música. Atemporal, sin programa, sin lista de canciones. Queremos estar abiertos a lo que encaje justo en ese momento. A veces no se me ocurre nada y es frustrante, pero las cosas siempre salen bien y definitivamente vale la pena […] porque cuando lo hace podemos seguir la corriente. Entonces es la música la que nos lleva y nosotros nos ponemos a su disposición. Es fantástico, casi religioso, supongo. De repente podemos oírnos tocar cosas que nunca antes habíamos tocado. Y de repente el color vuelve a la vida. Cuando eso sucede, creo que el público también lo siente. Ellos y nosotros nos metemos en algo que nunca volverá a pasar, que es imposible de recrear. A veces caes en esa trampa de todos modos, queriendo recrear, para repetir lo que era bueno. Casi siempre está condenado al fracaso. El presente no puede ser recreado. Tenemos que contentarnos con estar en él mientras ocurre. Y cada noche hay un regalo que nos espera. Sabemos que va a ser diferente de lo que lo hizo bueno ayer, pero lo que es fantástico es si podemos olvidar el pasado y simplemente serlo. Ahora.”

  • Esbjörn Svensson (extractos del programa de radio sueco “Sommar”)

El 10 de octubre de 2001, Esbjörn Svensson Trio, e.s.t., ofreció un concierto en la Sala de Conciertos de Gotemburgo en Suecia. A partir de entonces, Svensson siempre se referiría a él como uno de los mejores que ha tocado el trío. La grabación de esta actuación aparece por primera vez como el álbum “e.s.t. live in Gothenburg”, y fue, de hecho, uno de esos momentos muy afortunados, como lo describió Svensson. Todo fluye de forma natural, las energías de los músicos y de los oyentes se inspiran mutuamente, los límites entre la composición y la improvisación se desdibujan, las melodías se suceden a través de las melodías sin fisuras desde las melodías hasta los solos. En este punto de su desarrollo, e.s.t. como banda se ha unido y ha encontrado un genuino sentido de unidad. Las melodías sirven como meros puntos de partida para que los músicos se desvíen sin tener ninguna idea fija de dónde terminarán. Lo que está claro es que cada uno de ellos está disfrutando plenamente de cada paso del viaje.

En “e.s.t. live in Gothenburg”, Esbjörn Svensson, Dan Berglund y Magnus Öström exploran y amplían el repertorio de sus álbumes de entonces, “From Gagarin´s Point of View” y “Good Morning Susie Soho”. Este fue un período en el que se sentaron las bases para lo que marcaría un episodio glorioso y, en última instancia, trágico en la historia del jazz europeo. E.s.t. estaba en camino de convertirse probablemente en la banda de jazz europea más importante de los años 90. A medida que la banda fue tocando en salas más grandes y en festivales más grandes, la música de E.S.T. se volvió más extática, más rockera y más basada en ganchos. “e.s.t. live in Gothenburg”, documentado por el ingeniero de sonido Åke Linton, que fue el cuarto miembro oculto de la banda, ha llegado al punto de transición del trío de jazz acústico e.s.t. hacia el fenómeno único en el que se convertirían, poniendo el jazz en marcha en nuevas direcciones y llevándolo a audiencias nuevas y más jóvenes durante la mayor parte de la década siguiente. Mientras que los dos álbumes anteriores “e.s.t. live in Hamburg” y “e.s.t. live in London” tienden a mostrar el sonido de la sala de conciertos más grande de la banda, “e.s.t. live in Gothenburg” documenta el trío en una etapa anterior, con más énfasis en la artesanía fina, un mundo sonoro que es acústico y, en algunos lugares, casi ingrávido, influenciado tanto por el jazz como por la música clásica. También hay algunas indicaciones tempranas sobre el futuro del rock y la electrónica, especialmente en la segunda mitad del concierto.

“e.s.t. live in Gothenburg” hace audible lo que Svensson quiere decir con’estar en el momento en que sucede’. Las versiones en vivo de las piezas se alejan significativamente de sus contrapartes en el estudio. En improvisaciones colectivas extendidas y pasajes solistas no acompañados, emerge una música completamente nueva e inimaginable, aparentemente sin ningún esfuerzo ni interrupción. La gama de dinámicas es amplia, hay un sonido genuino de la banda y una sensación de groove que no tiene parangón hasta el día de hoy. Una música en la que el jazz se hace audible más que una actitud, una estética o un vocabulario específico. Y el jazz en sí mismo es sólo uno de los muchos elementos que conforman una gran imagen que incluye la música clásica europea, el rock, el drum’n’bass, la música minimal, el indie rock y mucho más.

La toma en el brazo que E.S.T. le dio al jazz, y especialmente al jazz europeo, y al formato del trío de pianos continúa hasta el día de hoy. El entusiasmo generalizado por la música de la banda no ha disminuido. Puede parecer un tópico, pero Esbjörn Svensson se ha hecho realmente inmortal a través de su música…. y a través de sus grabaciones, que tienen tanta frescura y excitación, es como si acabaran de hacerse… y a través de la influencia que sigue ejerciendo en el jazz y especialmente en el trío de pianos de jazz, tanto directa como indirectamente. “e.s.t. live in Gothenburg” muestra por qué esto es cierto – y lo hace de manera convincente: con originalidad, poder, refinamiento, fantasía y juguetonería.

Fuente: actmusic.com

Programación ::: Octubre 24

Programación ::: Octubre 24

Portada: Pat Metheny / Watercolors


Salute gente, como andan…, un poquito de todo como de costumbre, seguimos celebrando el cincuentenario de la fundación del sello ECM y esta vez arrancando con un súper disco grabado en los albores del sello por una de sus figuritas preferidas: Pat Metheny desde Watercolors (ECM | Mayo 1, 1977), relanzado el 18 de enero de este año como parte de la celebración. El álbum ha pasado harto por nuestro programa pero acá de nuevo por tratrase de un recontra discazo y hoy lo celebramos, además como parte de los festejos, escuchándolo en las cortinas.

Seguimos con The Jim Robitaille Group desde A View From Within (Whaling City Sound | Oct 4, 2019) segundo álbum como líder de banda del guitarrista estadounidense acompañado nuevamente por el saxofonista Dave Liebman. Más con el cuarteto Kneebody con Chapters (Edition Records | Oct 18, 2019), la banda de quince años de vida mezcla sin pudor el free-bop de los años 60, el jazz rock de los 70, el hip-hop de los 90 y el indie rock postmilenial. Destaca la participación del gran saxofonista Ben Wendel, que acá despliega su “lado oscuro”, Shane Endsley, Adam Benjamin y Nate Wood, más la inclusión de destacados invitados.

Seguimos con el trio del pianista sueco Max Agnas desde Komposition VII (Loumi Records | Oct 1, 2019), su hermano el contrabajista Mauritz Agnas más el bata Sebastian Voegler, completan el trio para quien el guitarrista Pat Metheny tuvo comentarios elojiosos. Arrancamos con los discos ECM, el primero: Florian Weber desde Lucent Waters (ECM | Nov 2, 2018), segundo álbum en ECM del pianista alemán al frente de un cuarteto.

Lo anunciamos hace unos días, el lanzamiento de un sencillo de promo y su pronta publicación formal y acá lo tenemos, la última colaboración entre Jan Garbarek y The Hilliard Ensemble, Remember me, my dear (ECM | Oct 18, 2019) reunión entre ambos 25 años después de aquella primera innovadora alianza que fué Officium (ECM | Enero 9, 1994), llega este nuevo álbum grabado durante la última gira que el grupo hizo en octubre de 2014. Seguimos con esta onda muy clásica para escuchar otro de los 50 elegidos por el sello, el cellista David Darling desde Cello (ECM | Oct 3, 1992) relanzado el último 17 de Mayo como parte de los festejos.

Una mosca en la leche: Jo Berger Myhre & Ólafur Björn Ólafsson desde Lanzarote (Hubro | Oct 4, 2019) segunda colaboración entre el contrabajista islandés y el trompetista sueco, un álbum modesto en su duración, pero muy intenso, muy interesante. Cerramos con otro de los álbunes re-publicados por ECM: Dave Holland Trio con Triplicate (ECM | Sept 5, 1988) re-lanzado el 17 de Mayo último, completan el trio Steve Coleman y Jack DeJohnette.

Nos vemos…

Ernie Watts ::: Oct 23, 1945

Ernie Watts ::: Oct 23, 1945

Ernie Watts, ganador de dos premios Grammy, es uno de los saxofonistas más versátiles y prolíficos de la escena musical. En una carrera diversa que ha durado más de treinta años, ha aparecido en más de 500 grabaciones de artistas que van desde Cannonball Adderley hasta Frank Zappa, siempre exhibiendo su inolvidable sonido de marca registrada.

Después de 18 discos en solitario para una variedad de sellos discográficos, grandes y pequeños, Watts comenzó Flying Dolphin Records, una compañía que dirige con su esposa Patricia. Flying Dolphin (distribuido por Burnside Distribution Corp.) comienza un nuevo capítulo para la expresión creativa del artista. “He estado de gira y grabando durante más de 30 años en todo tipo de escenarios musicales. He llegado a un punto en mi vida y en mi carrera en el que necesito hacer música a mi manera. Comenzar mi propio sello me dio un nuevo sentido de libertad”.

“Analog Man” (2007) es su último trabajo, grabado con su cuarteto europeo, un grupo cohesionado de destacados jugadores que han estado de gira juntos desde 1999. La pasión y el compromiso del artista por el jazz acústico es evidente en este disco. Watts y su cuarteto exploran un nuevo terreno a través de la fuerza de sus voces individuales, a la vez que demuestran constantemente la unidad musical del grupo. Desde el funky hard-bop groove del tema del título hasta la soprano melódica de “Paseando”, el talento de amplio espectro de Watts se ha hecho realidad. Watts aporta muchas canciones originales a la sesión y también muestra su aptitud para encontrar versiones que su cuarteto pueda interpretar de forma impresionante. La visión del cuarteto sobre el clásico “Joshua” de Victor Feldman demuestra el continuo diálogo entre los músicos. El CD se cierra con otra oración matutina original, una pieza meditativa que funde el tenor y la campana del templo birmano, los únicos instrumentos de la canción.

“Spirit Song” (2005), que precedió a “Analog Man”, fue la primera grabación de estudio de Watts como líder desde el lanzamiento de “Classic Moods” (JVC) en 1999. En el tema del título, comienza la historia de la canción en la flauta Spirit Flute de madera hecha a mano, y lleva el tema inquietante más allá en el saxofón tenor, más profundo y rico en jazz, y luego lo lleva de vuelta a la suave flauta al final. “El título Spirit Song se refiere a algo más que a la flauta Spirit Flute utilizada para enmarcar la pista 9”, reflexiona Watts. “Significa un Espíritu más amplio y superior, que se expresa en la música y en todos los aspectos de nosotros mismos, que nos conecta a todos indeleblemente, sin importar el lugar de nacimiento que tengamos o la vida que hayamos vivido.” Antes de “Spirit Song”, Flying Dolphin lanzó Ernie Watts Quartet ALIVE (2004) grabado en vivo en Alemania. A lo largo de su larga y fructífera carrera, no ha realizado previamente una grabación en directo propia, capturando una actuación escénica sin edición ni sobregrabaciones. La oportunidad de escuchar a Watts a pleno calor en medio de su propia música es una ocasión especial, sólo disponible antes para el público de sus conciertos. Todos los lanzamientos de Flying Dolphin están disponibles en los conciertos de Watts y en el sitio del artista www.erniewatts.com (a través de CDBaby.com).

Watts comenzó a tocar el saxofón a los 13 años. Acompañó a un amigo que se estaba matriculando en el programa de música de la escuela local, y también se encontró llevando un instrumento a casa. “Yo era un emprendedor, nadie tenía que decirme que practicara”, recuerda Watts. Su disciplina combinada con el talento natural comenzó a dar forma a su vida. Ganó una beca para la Escuela de Música de Wilmington en Delaware, donde estudió música clásica y técnica. Aunque no tenían un programa de jazz, su madre le dio la chispa dándole su propio tocadiscos para Navidad e inscribiéndolo en un club de música. Esa primera selección promocional del club de grabación resultó ser el nuevo álbum de Miles Davis Kind of Blue. “Cuando escuché por primera vez a John Coltrane, fue como si alguien me hubiera metido la mano en un enchufe de luz”, dice Watts. Comenzó a aprender jazz de oído, a menudo quedándose dormido por la noche escuchando un montón de discos de Coltrane. Aunque se inscribió brevemente en la Universidad de West Chester en la educación musical, pronto ganó una beca Downbeat en el Berklee College of Music de Boston, reconocido por el jazz

Cuando Gene Quill dejó la Big Band de Buddy Rich, se le pidió al trombonista Phil Wilson (un educador de Berklee) que recomendara un reemplazo; un joven Ernie Watts consiguió el trabajo. Dejó Berklee para ir a ese importante lugar, permaneciendo con Rich de 1966 a 1968 y recorriendo el mundo. Watts se mudó a Los Ángeles y comenzó a trabajar en las grandes bandas de Gerald Wilson y Oliver Nelson. Con la banda de Nelson, Watts visitó África en una gira del Departamento de Estado de Estados Unidos en 1969. Tocaron en Chad, Níger, Malí, Senegal y la República del Congo, lo que incluyó la oportunidad de conocer y tocar con los músicos africanos locales. Recordando la experiencia, Watts recuerda a África como “una tierra sin tiempo”. “Fue increíble tocar en un concierto patrocinado por el gobierno por la noche, luego dar un paseo a la mañana siguiente y ver una caravana de camellos que venía del desierto, cargada de gigantescos bloques de sal. Eso había estado sucediendo durante miles de años! Caminando hacia el desierto por la noche, sentí la tremenda tranquilidad allí, algo que nunca había experimentado antes, o desde entonces”. Fue también con Oliver Nelson que Watts tuvo la ocasión de grabar con el legendario Thelonious Monk en Monk’s Blues (Columbia).

Durante los años setenta y ochenta, Watts se vio inmerso en la ajetreada escena de producción de Los Ángeles. El sonido característico de Watts se escuchó en innumerables programas de televisión y partituras de películas, casi todas las primeras sesiones de West Coast Motown, y con estrellas del pop como Aretha Franklin y Steely Dan. Aunque el género de la música pop puso límites estrechos a su actuación, las sesiones de estudio le permitieron a Watts la oportunidad de perfeccionar y refinar constantemente su tono. Después de años en los estudios, la pasión de Watts por el jazz acústico nunca le abandonó. Al final de un largo día de sesiones, se le escuchaba con frecuencia tocando jazz ardiente en clubes nocturnos de Los Ángeles.

En 1983, el compositor Michel Colombier escribió una pieza orquestal titulada “Nightbird” para Watts. En la presentación inaugural de la obra en el Dorothy Chandler Pavilion de Los Ángeles, Charlie Haden vino a los bastidores para presentarse. El encuentro llevó a Watts a tocar con la Orquesta de Música de Liberación de Haden, y a realizar giras con el Cuarteto Especial de Pat Metheny, que incluyó a Haden.

La gira de Watts con el grupo de Metheny a finales de la década de 1980 lo encontró en un triple cartel con Sun Ra y la Miles Davis Band (en la última gira de Davis), un punto de inflexión para el artista. “La energía seria de la música de Pat me convenció para que me comprometiera con este nivel de interpretación. Cada noche también absorbía Sun Ra y Miles y no podía negar el poder que sentía en la música”. Watts es miembro fundador del aclamado Cuarteto West de Haden (con el que ha estado de gira y grabando durante casi veinte años), y su trabajo para el sello japonés JVC Music sigue demostrando su talento y compromiso con el mundo del jazz.

Sus cuatro grabaciones para JVC Music son algunas de las mejores de su extensa carrera. Para estos proyectos, se rodeó de varios de sus jugadores favoritos: Jack DeJohnette, Arturo Sandoval, Kenny Barron, Mulgrew Miller, Eddie Gómez, Jimmy Cobb y Marc Whitfield. La música abarcaba tanto clásicos del jazz como nuevas piezas de Watts. Entre su paso por JVC y la creación de su propio sello Flying Dolphin, Watts grabó Reflections, un proyecto paralelo con su amigo y compañero músico Ron Feuer. Este dúo de 2003 presenta serenas baladas para saxofón y piano y ejemplifica el tono fluido de Watts.

La ecléctica mezcla de actividades profesionales de Watts ha incluido Jazz en el Kennedy Center para Billy Taylor, así como giras con Gene Harris y su última grabación, Alley Cats (en vivo en el Jazz Alley de Seattle). Un año típico encuentra a Watts viajando por Europa con su propio cuarteto, en Asia como artista invitado y actuando en festivales de verano por toda Norteamérica y Europa. Como educador experto, continúa su compromiso con la educación musical dirigiendo talleres para estudiantes y ha compilado una colección de arreglos orquestales para apariciones como solista invitado con sinfonías. Y de vez en cuando hay un “concierto en casa” con el Cuarteto Ernie Watts en Los Ángeles, donde todavía tiene su base.

La alegría que encontró en el jazz de joven, ahora enriquecida por la experiencia, sigue siendo la de hoy. Watts lo resume así: “Veo la música como el vínculo común que tiene el potencial de unir a todas las personas en paz y armonía. Todas las cosas en el mundo físico tienen vibración; la música que elijo para tocar es la vibración de energía que toca el vínculo común en las personas. Creo que la música es Dios cantando a través de mí, una energía para el bien”.

Fuente: erniewatts.com

David Darling ::: Cello

David Darling ::: Cello

Cello
David Darling
ECM | Oct 3, 1992
Relanzado | Mayo 17, 2019

1 Darkwood I 2:21
2 No Place Nowhere 4:39
3 Fables 5:04
4 Darkwood II 1:19
5 Lament 2:50
6 Two Or Three Things 4:43
7 Indiana Indian 3:24
8 Totem 2:13
9 Psalm 2:23
10 Choral 4:05
11 The Bell 2:39
12 In November 4:28
13 Darkwood III 3:18

Cello [Acoustic & 8-string Electric] – David Darling

Recorded November 1991 and January 1992, Rainbow Studio, Oslo

Cover [Image From The Film “Passion”] – Jean Luc Godard

El modesto Cello tiene una imagen de portada de Jean-Luc Godard y gran parte de la música que aquí se presenta se ha ido incorporando poco a poco a las películas del gran director. Esta música pinta imágenes en la mente. El blogger Tyran Grillo ha escrito sobre éste como “uno de los álbumes más impresionantes jamás publicados en ECM en cualquier género. Sus rutas fluidas se sienten como en casa. Darling ara las profundidades de la improvisación de su alma, dando rienda suelta al estudio para pintar los espacios negativos entre las nubes de la portada del álbum, cada vez más profundos, cada vez más verdaderos hasta el núcleo de algo vivo”. Grabado en 1991 y 1992.

Fuente: ecmrecords.com

Art Lande, Jan Garbarek ::: Red Lanta

Art Lande, Jan Garbarek ::: Red Lanta

Red Lanta
Art Lande, Jan Garbarek
ECM | Mayo 1, 1974


Art Lande, Jan Garbarek - Red Lanta

Relanzado Mayo 17, 2019

1 Quintennaissance 5:35
2 Velvet 5:37
3 Waltz For A 3:43
4 Awakening – Midweek 11:00
5 Verdulac 7:07
6 Miss Fortune 5:06
7 Medley: Open Return – Cancion Del Momento 5:44
8 Meanwhile 4:19
9 Cherifen Dream Of Renate 2:07

Art Lande Piano
Jan Garbarek Flutes, Soprano Saxophone, Bass Saxophone

Recorded on November 19 and 20, 1973 at Arne Bendiksen Studio, Oslo


El título del álbum es anagrama de Art Lande, pianista estadounidense que hace su debut en ECM en un conjunto de sus propias melodías, acompañado por Jan Garbarek en una grabación descrita por Down Beat como:

“uno de los mejores álbumes que ECM ha lanzado hasta ahora… Es la interacción de los dos artistas lo que provoca la plena riqueza de la música. Lande y Garbarek han canalizado inteligentemente su virtuosismo, forjando una visión de inspiración única. El resultado es fascinante”.

Una de las primeras grabaciones que encarnan lo que se conocería como el sonido ECM. Transformandose en una encrucijada para Garbarek quien vacilaba entre las exploraciones estridentes de Triptykon (ECM | Abril 30, 1973) y Witchi-Tai-To (ECM | Abril 1, 1974) más su creciente apego a la musica de Keith Jarrett, resultando esta colaboración con la desiciva inclinación hacia este último sonido, llegando a formar parte del European Quartet de Keith Jarrett a mediados de los 70. Grabado unos 10 días antes del mencionado Witchi-Tai-To junto al Bobo Stenson Quartet, es un álbum clave del cambio de humor, de energia, de Garbarek abandonando los aventureros sonidos de los primeros álbumes en ECM.

Si bien el pianista estadounidense aportó todas las composiciones lo hizo acomodandose a su partenaire, como Garbarek le comentó en su momento, sobre todo por el encantador Cherifen Dream Of Renate, el ultimo corte del álbum que evoca los sonidos folk suecos con fuerza.


CORTINA FINAL
Remember me, my dear // Jan Garbarek, The Hilliard Ensemble
ECM | Oct 18, 2019

Red Lanta