Chris Potter

Celebrando la belleza…

Celebrando la belleza…

Portada: Marilyn Mazur – Shamania

Amigos…, de nuevo por acá con una selección muy jugosa, que dificil fué elegir para hoy (nada está perdido, lo programamos para la semana que viene), con muchas chicas alineándonos con la celebración del Día Internacional de la Mujer arrancando con una de ellas la cantante chilena Claudia Acuña con Turning Pages (Delfin Records | Feb 1, 2019) su último álbum luego de una década sin publicar nada, melodias donde muestra su fuerte al cantar en castellano, no así en ingles (que por suerte no son tantas), no es su mejor álbum pero siempre bienvenida cada nueva producción suya.

Ya seguimos con las chicas, ahora el turno de los cubanos Alfredo Rodríguez & Pedrito Martinez desde Duologue (Mack Avenue | Feb 1, 2019) quienes actuaron juntos en el debut del pianista, Invasion Parade (Mack Avenue | Marzo 3, 2014) discazo que lo disparó, más otras colaboraciones pero nunca en duo.

Otra de las chicas, la baterista y cantante Anne Paceo desde Bright Shadows (Laborie Jazz | Enero 25, 2019) muy jóven animadora del espectro jazzero a quien el gran Charlie Haden le dedicara elogiosas palabras sobre su talento y capacidad. En cuánto al sonido bien diferente de lo que le conocemos ella comenta: Nunca me gustaron los límites entre estilos. (…). Lo importante es que hable al corazón, al alma, que provoque emociones, que haga viajar a la gente, que inspire.

Ahora un montón de ELLAS, todas en torno del último proyecto de la percusionista danesa Marilyn Mazur, Shamania (RareNoiseRecords | Feb 14, 2019), la súper banda femenina todas musicas escandinavas más la bailarina noruega Tine Erica Aspaas. Con Shamania Mazur actualiza un viejo proyecto de musica y teatro femenino, Primi Band, un experimento surgido en 1978.

Dejamos las chicas y le damos el paso a tres guitarristas, primero el consagrado franco-vietnamita Nguyên Lê en cuarteto desde Streams (ACT | Feb 22, 2019) con el típico sonido de influencias orientales que lo popularizó. Luego el celebrado guitarrista noruego Lage Lund desde Terrible Animals (Criss Cross | Feb 15, 2019) al frente de una banda de notables, gran disco… Por último otro que ha acaparado la atención y estimulado la imaginación de muchos, el israelí Yotam Silberstein con Future Memories (Jazz & People | Marzo 1, 2019), discazo con la participación de John Patitucci.

Cerramos con el saxofonista Chris Potter desde Circuits (Edition Records | Feb 22, 2019) un disco bien eléctrico, muestra saludable de su capacidad de adaptación y creatividad luego de una etapa muy introspectiva junto a su reciente disuelto cuarteto Underground.

Nos vemos…

DESCARGAS: VBR MP3 ||| M3U ||| TORRENT

Publicado por Juan Carlos en Programación, 0 comentarios
Chris Potter ::: enero 1, 1971

Chris Potter ::: enero 1, 1971

Un solista de clase mundial, compositor consumado y formidable líder de banda, el saxofonista Chris Potter ha surgido como una luz principal de su generación. Down Beat lo llamó “Uno de los saxofonistas más estudiados (y copiados) del planeta”, mientras que Jazz Times lo identificó como “una figura de renombre internacional”. El anciano estadista de saxos de jazz Dave Liebman lo llamó simplemente, “uno de los mejores músicos de la región”, un sentimiento compartido por los lectores de Down Beat al votarlo en segundo lugar después del gran saxo tenor Sonny Rollins en la encuesta Readers Poll 2008 de la revista.

Un potente improvisador y el músico más joven en ganar el Premio Jazzpar de Dinamarca, la impresionante discografía de Potter incluye 15 álbumes como líder y apariciones como sideman en más de 100 álbumes. Fue nominado para un premio Grammy por su trabajo en solitario en “In Vogue”, un tema del álbum de Joanne Brackeen Pink Elephant Magic de 1999, y fue destacado en el álbum ganador del Grammy de Steely Dan del año 2000, Two Against Nature. Ha tocado o grabado con muchos de los nombres más importantes del jazz, como Herbie Hancock, Dave Holland, John Scofield, la Mingus Big Band, Jim Hall, Paul Motian, Dave Douglas, Ray Brown y muchos otros.

Su grabación más reciente, Ultrahang, es la culminación de cinco años de trabajo con su cuarteto Underground con Adam Rogers a la guitarra, Craig Taborn a la guitarra, y Nate Smith a la batería. Grabado en el estudio en enero de 2009 después de una extensa gira, muestra a la banda en su mejor momento de libertad y cohesión.

Desde que irrumpió en la escena neoyorquina en 1989 como un prodigio de 18 años con el ícono del bebop Red Rodney (que él mismo había tocado de joven junto al legendario Charlie Parker), Potter ha dirigido una trayectoria constante de crecimiento como instrumentista y compositor-arreglador. A lo largo de los años 90, continuó adquiriendo una experiencia inestimable en los quioscos de música como sideman, a la vez que hacía fuertes declaraciones como líder, compositor y arreglista de bandas. Salidas aclamadas como Unspoken de 1997 (con el bajista y mentor Dave Holland, el baterista Jack DeJohnette y el guitarrista John Scofield), Vertigo de 1998, Gratitude de 2001 y Traveling Mercies de 2002 mostraron una inclinación por el riesgo y el doblamiento de géneros. “Para mí, me pareció una forma de abrir la música a algunas cosas diferentes que había estado escuchando pero que quizás no habían salido antes en mi música”, explica.

Potter exploró un nuevo territorio en el Levantamiento parcialmente eléctrico de 2004: En vivo en Village Vanguard (con el bajista Scott Colley, el baterista Bill Stewart y el tecladista Kevin Hays) y luego empujó el sobre un poco más allá en el Underground de 2006 (con el guitarrista Wayne Krantz, el pianista eléctrico Craig Taborn y el baterista Nate Smith). Como dijo al Jazz Times: “He querido hacer algo más relacionado con la música funk….música que parece estar en el aire, a nuestro alrededor. Pero también mantenerlo tan libre como la más libre concepción del jazz”.

Continuó en esta vena electrificada y orientada al groove con Follow The Red Line de 2007: En vivo en Village Vanguard (con el guitarrista Adam Rogers reemplazando a Krantz en la alineación). Potter dice del nuevo camino aventurero que se ha trazado con su cuarteto Underground sin bajo: “Hubo un momento en el que sentí que el contexto que había estado usando antes no funcionaba del todo para expresar lo que yo quería o para seguir adelante de alguna manera. Mi estética como saxofonista siempre se ha basado en Bird y Lester Young y Sonny Rollins y todos los demás grandes del instrumento. Lo que he aprendido de ellos en términos de fraseo, sonido y enfoque del ritmo nunca lo superaré. Sin embargo, la música es algo vivo, tiene que seguir moviéndose. He sido tocado por muchas formas de música, como el funk, hip hop, country, diferentes músicas folklóricas, música clásica, etc., y para mí no permitir estas influencias en mi música sería innecesariamente autolimitante. La dificultad es incorporar estos sonidos de una manera orgánica, no forzada. Me ayuda a recordar que quiero que la gente sienta la música, incluso que sea capaz de bailarla, y que no la considere complicada o prohibitiva. Si puedo tocar algo que tenga significado para mí, tal vez pueda comunicar ese significado a otras personas, y las preguntas estilísticas se contesten a sí mismas”.

Con el ambicioso Song For Anyone (publicado también en 2007 y dedicado a la memoria de Michael Brecker), Potter flexiona sus músculos como arreglador sobre material original para un conjunto ampliado con cuerdas y vientos de madera. Ese fue un proceso de aprendizaje”, dice de este proyecto triunfante de tentet, “porque no había hecho nada a esa escala antes”. Decidí sentarme a escribir, y fue muy gratificante ver cómo se traducía en una actuación en vivo”.

Mirando hacia atrás a sus 20 años desde que llegó a Nueva York, Potter dice: “He tenido la oportunidad de aprender mucho de todos los líderes con los que he trabajado. Cada uno me dio otra perspectiva sobre cómo organizar una banda y hacer una declaración. Me ha enseñado que cualquier enfoque puede funcionar, siempre y cuando tengas una visión clara de lo que quieres hacer”.

Su actuación inicial con Red Rodney fue una experiencia educativa y reveladora para el saxofonista de 18 años. “Ojalá hubiera tenido la perspectiva que tengo ahora para apreciar lo grande que era el personaje de Red.” Los años de Potter con la Electric Bebop Band de Paul Motian representaron un enfoque totalmente diferente de la estética del bebop de Rodney en el escenario. “Motian ha tenido un gran efecto en la forma en que pienso sobre la música”, dice el saxofonista. “Aborda las cosas de una manera tan anti-analítica. Es tan diferente que muchos de los otros músicos con los que he tenido la oportunidad de trabajar. Motian confía más en su sensibilidad estética y en su instinto. Básicamente, confía en su instinto y es tan fuerte que puede hacer que funcione. Y se necesita mucho valor para hacer eso”.

Del bajista Dave Holland aprendió sobre la importancia de la concentración y la fuerza de voluntad. “Dave está decidido a hacer su música lo más fuerte posible y presentarla de la mejor manera posible”, dice Potter, quien ha sido miembro de los grupos de Holland durante los últimos 10 años. “Al jugar con él, tienes la sensación de que hay una montaña detrás de ti en la que puedes confiar plenamente. Trabajar con él a lo largo de los años me ha ayudado a ver el verdadero valor de creer en lo que estás haciendo”.

Potter también cita su tiempo en el escenario con la leyenda de la guitarra Jim Hall como inspiración. “La manera en que puede ser melódico y dulce y profundamente inventivo y abierto al mismo tiempo me impresionó mucho”, dice. Giras y grabaciones con el enigmático dúo de Donald Fagen y Walter Becker (Steely Dan) ofrecieron más información sobre el proceso artístico. “Se fueron por su cuenta”, dice Potter. “Tengo mucho respeto por ellos y su compromiso con su arte.”

Y Potter ha permanecido comprometido con su arte desde sus años de formación. Nacido en Chicago el 1 de enero de 1971, su familia se mudó a Columbia, Carolina del Sur cuando tenía 3. Allí comenzó a tocar la guitarra y el piano antes de comenzar a tocar el saxofón alto a los 10 años, tocando su primer concierto a los 13 años. Cuando la leyenda del piano Marian McPartland escuchó por primera vez a Chris a los 15 años, le dijo a su padre que Chris estaba listo para la carretera con una unidad como la banda de Woody Herman, pero que terminar la escuela era una prioridad. A los 18 años, Potter se mudó a Nueva York para estudiar en la New School y en la Manhattan School of Music, mientras se sumergía en la escena del jazz neoyorquino y comenzaba su trayectoria como músico profesional.

Ahora un respetado veterano (así como un nuevo padre), Potter continúa trabajando como director de orquesta y ayudante destacado. Seguramente le esperan muchos capítulos interesantes. Como su antiguo colega, el saxofonista-compositor de saxofón alto Dave Binney, dijo a Down Beat: “Chris está abierto a todo ahora. De aquí en adelante cualquier cosa podría pasar.”

Fuente: Bill Milkowski

Publicado por Juan Carlos en Jazz Birthday, 0 comentarios