Adrián Iaies

Laarrrrgaaamossss….!!!!

Laarrrrgaaamossss….!!!!

Portada: Luis Alberto Spinetta

Salute gente…, por acá de nuevo para dar comienzo a un nuevo año que en mi caso nunca se interrrumpió porque la música no para y desde el cierre anterior a hoy se han acumulado buena cantidad de muy buena música (otro tanto fué descartado) y que pondremos a vuestra consideración tratando de hacer la mejor selección.

A los bifes…, como es habitual en cada apertura de temporada cumplimos con el Ritual de Inicio escuchando al Duende Michel Petrucciani, recordarán ustedes que falleció un 6 de enero de 1999 y desde entonces cada inicio lo hacemos con él. Y en ésta oportunidad una sorpresa que se repite, el descubrimiento de una vieja presentación nunca antes publicada: One Night in Karlsruhe (SWR Jazzhaus | Enero 11, 2019) grabado en vivo en Karlsruhe, Alemania, el 7 de julio de 1988 en trio junto a Gary Peacock y Roy Haynes, una de las dos únicas reuniones que tuvieron como trio en su historia.

Otra sorpresa, el contacto recibido de la pianista cubano-norteamericana Deborah De La Torre, La Cocodrila, que acaba de publicar su álbum debut ¡Coño! (But With A Swing) (DLT Creative Productions | Oct 5, 2018) y que nos ha honrado con la sesión de los tracks del álbum para la difusión en nuestro espacio. Un disco bien cubano con coletazos de influencias varias que le imprimen un carácter especial, una banda de lujo gestiona la mejor compañia posible para el lucimiento de las composiciones de la pianista. Prometido para los Martes de Disco Completo.

Seguimos con las chicas de la mano de la cantante sueca Caecilie Norby hasta Sisters in Jazz (ACT | Enero 25, 2019) un álbum donde la cantante reúne a una banda exclusivamente de chicas, sus hermanas en el jazz, para celebrar la música de Betty Carter, Joni Mitchell, Nina Simone y Abbey Lincoln junto con composiciones originales de la propia Cæcilie Norby.

Mañana 8 de febrero se cumple el octavo aniversario del fallecimiento del prócer del rock nacional, el Flaco Spinetta. Amado y reverenciado por generaciones dejó huellas indelebles en nuestras almas que podrán rastrearse por milenios, aún después de la desaparición de cualquier sostén físico, bagando a la deriva por el universo junto al Capitán Beto… Alimentó la imaginación creadora de muchos músicos de jazz, él mismo tuvo un acercamiento revelador al género quedando plasmado en A 18′ Del Sol (CBS | junio 17, 1977) su álbum más jazzero, escucharemos la bella canción de cuna que escribió para su hijo Dante Canción Para Los Días De La Vida y luego a dos pianista de jazz: los consagrados Ernesto Jodos desde Perspectiva (EMI | abril 5, 2005) donde recrea Ella También (Kamikaze, 1982) y Contra Todos los Males de Este Mundo (Los niños que escriben en el cielo – Spinetta Jade, 1981); y Adrian Iaies & Mariano Loiacono desde Nikli Song (DBN | Mayo 11, 2018) donde ambos recrean Fermín (Almendra, 1969).

Esperando no ocupar mucho tiempo con el Bla, Bla… (que creo será inevitable luego de tanto tiempo y con tantas cosas para comentar), que me obligue a serruchar la programación seguimos con la selección musical: el siguiente es el saxofonista estadounidense Ben Wendel desde The Seasons (Motéma Music | Oct 12, 2018). Liderando una súperbanda Wendel reúne en éste álbum la música de doce videos publicados en Youtube mes a mes de Enero a Diciembre, los títulos de los temas obviamente los de los meses del año e inspirados en composiciones de Tchaikovsky bajo la interpretación de Wendel.

Qué poco sabemos de éste jóven guitarrista estadounidense (con cara de papás orientales), Conor Lee desde Adapt (Self Prod | January 16, 2019) su álbum debut. Actualmente profesor de la universidad de Moorhead, Minnesota, donde también obtuvo su Licenciatura en Música y Estudios de Jazz y algunos pocos datos más, dejemos que su música hable por él.

Los últimos dos: el baterista finlandés Tomi Kämäräinen debutando con uno de sus proyectos Case Kämäräinen desde Waiting (Eclipse Music | Nov 9, 2018) y cerramos con Spinetta Jade desde Alma de Diamante (Ratón Finta | 1980).

Nos vemos…

DESCARGAS: VBR MP3 || M3U || TORRENT // 181.4M

Publicado por Juan Carlos en Programación, 0 comentarios

La estética musical de Adrián Iaies

El jazz bajo la lupa de Adrián Iaies

Qué fue lo mejor de 2013 y a qué habrá que prestar atención este año, según el director del festival de buenos aires.

Newsweek Argentina | Cristian Savio | 08.01.2014

linea

Adrian Iaies

Adrián Iaies tuvo un 2013 por demás movido y productivo. No sólo por su trabajo en el Festival Internacional de Jazz de Buenos Aires, que dirige desde 2008, y por los dos discos que editó: Goodbye, solo piano dedicado a standards de jazz; y Small Hours Late at Night, grabado en vivo. Además, Iaies viajó. Mucho. Y lo disfrutó tanto que planea subirse a varios aviones este año que comienza. “Quiero salir más seguido”, dice a Newsweek. Son los últimos días de diciembre y el verano porteño no da tregua, con su ola de calor y sus cortes de luz y ese malestar que nos hace intratables. “El clima acá por momentos pesa, y no me refiero al calor”, explica Iaies. “Salir me carga las pilas y me oxigena”.

Oxigenado y con las pilas bien cargadas, entonces, encontró 2014 al pianista y compositor nacido hace 53 años en esta capital. Acaba de regresar de una gira por Europa, que lo llevó por el norte italiano y Roma, a París y un par de días idílicos en Poitiers, centro-oeste de Francia, “un lugar precioso a orillas del río Clain, en el castillo de un hombre que me conoció cuando actué en el Lincoln Center. Construyó un estudio en el granero del castillo, compró un Steinway y me invitó a grabar. Escribí un montón de música original y grabé material como para hacer un disco doble”.

Grabar. Iaies le tomó el gusto y no hace caso a las supuestas reglas marketineras de la industria discográfica, que marcan tiempos distintos y según las cuales conviene sacar un disco cada dos años. Él se acostumbró a sacar dos por año. Con el agregado de que entre placa y placa no repite formación ni género. En 2012 había presentado Conversaciones desde el arrabal amargo, un repertorio de música popular a dúo con Horacio Fumero; y Melancolía, en cuarteto. Tiene la idea de que un trabajo nuevo defiende al anterior, y es conciente de que disco a disco, al cabo de los 18 que ha grabado, siempre aparece gente que lo escucha por primera vez y va en busca de lo anterior.

Iaies inició el año con un ciclo en Café Vinilo los sábados de enero: los dos primeros en trío junto a Juan Manuel Bayón (contrabajo) y Pepi Taveira (batería), con un repertorio de Small Hours… y Melancolía, así como adelantos de composiciones que formarán parte del nuevo álbum que prepara para mediados de 2014. Y los dos últimos sábados, estuvo a dúo con el contrabajista Horacio Fumero, con las versiones jazzísticas del repertorio popular argentino, en especial del tango, de Conversaciones desde el arrabal amargo. En mayo volverá a Europa para presentarse en Italia y Francia, irá al Festival de Tel Aviv junto a Roxana Amed; y para octubre fue invitado a México, aunque aún no definió con qué formación irá.

Considerado por muchos como el pianista más importante del país, el hombre que ha compartido escenario con figuras como Brad Mehldau, Ron Carter y Bebo Valdés, entre otros, es el indicado para hacer un balance jazzístico del año que se fue y una previsión de lo que vendrá.

El Festival

“Este año tomé una apuesta muy grande: por primera vez decidimos no abrir con un artista estadounidense, del mainstream, de los que tienen cierta chapa por estar en tapas de revistas o en las radios. Invitamos a la ICP Orchestra de Holanda, que trajo la vanguardia de lo que se llama el sonido europeo, algo que no existía antes de ellos. Fue un verdadero evento cultural para la ciudad. La receptividad del público fue sorprendente”.

“Yo tengo un gusto particular por el jazz europeo, y probablemente profundicemos la línea ahí este año, pero el desafío es subir un poco más el perfil a la programación internacional, manteniendo la idea de traer a músicos que no hayan venido. Y nuestra gran obsesión es agregar áreas en la parte pedagógica, que está funcionando muy bien. Se llena de pibes, se puede hacer bien sin quedar en la superficialidad”.

El show internacional

“El otro evento que me gustó es el concierto del trío de Brad Mehldau en el Gran Rex. Lo que vimos allí fue una clase de interacción, swing y dinámica de lo que se puede hacer con un trío de jazz escapando a esa referencia tradicional tan fuerte. Un trío que tiene algo nuevo para decir en materia de jazz y de interacción en lo que hace al género”.

El plano local

“Hay que remarcar la cantidad de músicos jóvenes, de 23 a 26 años, los sub-30, que están tocando muy bien, con proyectos originales y una proyección de futuro tremenda. En ese sentido me parece que nos podemos quedar tranquilos, que más allá de que los músicos más experimentados siguen dando batallas y discos, hay un par de generaciones para abajo pidiendo pista. Personalmente, de lo que vi lo que más me impresionó es Leo Genovese, su concierto en el Festival. Es alguien medio mítico, un santafesino de 34 años residente en Estados Unidos desde los 18, cuando fue a estudiar al Berklee College de Boston, que no había venido nunca a tocar a Buenos Aires. Su concierto en La Trastienda en homenaje a Luis Alberto Spinetta sorprendió a todos, que lo conocían de nombre pero no lo habían visto tocar”.

Discos

“En el ámbito local, el que hizo Mariano Loiácono con su noneto (Hot House) para mí es el disco del año. Nunca se había hecho un disco con esta estética en Buenos Aires, que sonara como suena, grabado y producido así, tocado como está tocado y pensado y escrito como lo hizo Mariano. Y me gusta mucho el disco que hizo Rodrigo Agudelo, guitarrista, de lo más interesante si me tengo que ceñir al jazz”.

Lo que viene

“Hay que prestar atención a un fenómeno buenísimo por el lado de las cantantes, que históricamente fue el rubro más flojo en la ciudad. Cualquier músico de jazz instrumentista local de primera línea –Ernesto Jodos, Pepi Taveira, Ricardo Cavalli, Loiácono, por nombrar a algunos– puede llamar mucho la atención y gustar en cualquier escenario del mundo. Empieza a haber una generación de cantantes de jazz jóvenes y estudiosas que vienen de un lugar distinto, no de la comedia musical ni la música publicitaria, sino que se asumen ellas mismas como músicas, estudian armonía, improvisación, un instrumento. Lo vemos en el workshops coordinados por Roxana Amed en el Festival: se anotan cada vez más, vienen muy formadas”.

linea

Publicado por Juan Carlos en Entrevistas, 0 comentarios