Charles Lloyd se despide de ECM

Tras más de veinticinco años grabando y publicando en el sello muniqués, el saxofonista vuelve a Blue Note para lanzar su proyecto Wild Man Dance a mediados del próximo mes de abril.

© Cuadernos de Jazz | febrero, 2015


El binomio Lloyd-Blue Note no es nuevo aunque sí lejano en el tiempo: el último registro del saxofonista para ese sello, A Night in Copenhagen,  data de 1983. Y el primero para ECM, Fish out of Water, de 1989. Después, más de quince grabaciones para el sello de Manfred Eicher, muchas de ellas con las mejores críticas; por ejemplo, el registro con Jason Moran, Hagar’s Song, con Maria Farantouri, Athens Concert, o con su cuarteto en Mirror.

Para la vuelta a Blue Note ha elegido una grabación en directo: una suite creada por encargo del Jazztopad Festival de Breslavia, Polonia, interpretada allí en la edición de 2013. En paralelo a la salida del disco que marca su vuelta a Blue Note, la obra se presentará por primera vez en EE.UU. en el Metropolitan Museum Temple of Dendur, en Nueva York, luego en San Francisco y finalmente en el New Orleans Jazz & Heritage Festival, a primeros del mes de mayo.

Wild Man Dance Suite consta de seis movimientos: el concierto que dio lugar a su presentación y a esta grabación contó con el pianista Gerald Clayton, con Joe Sanders en el contrabajo y Gerald Cleaver en la batería, además del griego Sokratis Sinopoulos en lira y el húngaro Miklós Lukács en cimbalom.

En paralelo a la salida y presentación del proyecto, Charles Lloyd será galardonado con el NEA Jazz Masters en una ceremonia que tendrá lugar en el Jazz at Lincoln Center neoyorquino. Éste es uno de los mayores reconocimientos que se concede a los artistas de jazz, creado en 1965 por el Congreso de los EE.UU. a través de una agencia independiente del gobierno dedicada a promover la capacidad creativa de su comunidad facilitando la participación y oportunidades en el arte. Se ha otorgado a más de ochenta artistas hasta ahora, desde el recientemente fallecido Buddy DeFranco (1923-2014) a Carla Bley, por citar alguno.


Deja un comentario