El show del año con el mejor trio de fusión del mundo…

World Jazz Circuit
Scott Henderson, Dennis Chambers, Jeff Berlin

Nov 23 | Teatro Español | Neuquén

Calificación: Alucinante!!!

Definitivamente fué el “Show del Año”… El “mejor trio de fusión del mundo”, según otra acertada frase disparada por los organizadores de la presentación del martes 23, de los geniales Scott Henderson, Dennis Chambers y Jeff Berlin. Una entrega demoledora con un derroche de energía, talento, virtuosismo y buena onda por parte del generoso trio que disfrutó tanto como cada uno de nosotros el show. El esperado show tuvo como telonero a Marcelo Dellamea un chico de 18 años de un virtuosismo envidiable, tocó tres temas con su guitarra acústica y en dos de ellos acompañado por un percusionista, destacandose una versión un tanto rebuscada de My Foolish Heart acompañandose de su propia voz, pero fuera de éste pequeño detalle dado su talento pronto lo veremos o escucharemos actuando en los principales escenarios.

Scott Henderson mostrando el video en su laptop

El humor de Jeff Berlin y Scott Henderson (Dennis Chambers inmutable apenas sonrió durante todo el show) sobrellevó los desafortunados instantes iniciales al comienzo del show por problemas con el sonido, casi una constante en muchos escenarios locales, algo que no se merece ni el más modesto artista. El trio llegó dispuesto a  tocar sin previa prueba de sonido, aparentemente, confiados seguramente en encontrar todo dispuesto, funcionando y con una calidad aceptable; la “mejor calidad” parece ser algo muy alejado en la consideracion de muchos promotores y no creo que el tema sea que no hay disponibilidad local de buenos equipos, sino que lo que no hay es disponibilidad de pagar por algo mejor…

el trio en acciónJeff tomó la iniciativa al microfono con un castellano modesto conseguido debido “a mi esposa Venezolana” según comentó, se contó algunos chistes malos pero que extrajeron una sonrisa a muchos de nosotros que no podiamos creer lo que pasaba y lo mal que se escuchaba lo poco que sonaba, luego de racionalizar el desastre diciendo que lo “más importante son todos ustedes que hasta acá se llegaron a escucharnos” y de restarle importancia al viejo y terco amplificador siguió con sus chistes intentando bajar la tensión que se acumulaba principalmente en los plomos que no lograban mejorar la situación.

Mientras tanto Scott saco su laptop y se puso a jugar mientras esperaba que Jeff solucionara su problema con su amplificador, cuando giro su portatil para mostrar un video de unos perritos jugando, para entonces ya casi estaba el problema apenas resuelto y el humor de todos mejorado…

el trio saludando al finalArrancaron con All Blues, el primero de los temas del “repertorio jazzero” según prometiera Henderson aunque como se imaginarán al mejor estilo del más impresionante trio de fusión de la actualidad. Muy contenidos al principio Berlin y Chambers, algo más suelto Henderson, situación que duró apenas lo suficiente como para permitir calentar motores y luego se instaló el vertigo demoledor que no se tomo respiro hasta el solo de Berlin, ya avanzado el show, interpretando Tears In Heaven de Eric Clapton para deleite de Gervasio, en forma magistral mostrando todo su talento. Sin necesidad de mostrarse en el solo de turno, Henderson y Chambers se robaron el espectáculo en una comunión impresionante sin pisadas ni reclamos de protagonismo.

En un momento en plena parafernalia el trio irrumpió enganchando un blues rabioso que provocó la locura de todos los presentes. Una demostracion insuperable de como se lleva el ritmo de un show y más aún de como tocar para llegar a ser parte de la elite. Quizas uno de los pasajes de más tensión fué cuando promediando el show se acercaron un poco más guitarrista y bajista hacia la bateria para trenzarse en un duelo de locura sobre un tema muy funky marcando uno de los momentos cumbres del espectáculo. Ufff..!!, un médico a la derecha por favor…!!!

Grvi y Beto con ScottLe siguieron Giant Steps de Coltrane y So What de Miles en distintos momentos, entre los temas que pudimos reconocer dado el libre juego de la improvisación “…al ser composiciones muy simples, alcanza poco más de un minuto para presentar el tema. El resto es improvisación”, comentó Henderson en entrevista previa a su llegada al país. Sobre el final y luego del religioso bis, Scott anunció que bajaría a su “store” a vender discos autografiados, a lo que Berlin agregó que él “también tenía discos para vender porque sus hijitos deben tomar la leche…”, el que no se acercó fué Dennis Chambers, quizás porque no llevó los discos que grabó como lider para ofrecer, o quizas para no provocar la distracción y atención sobre sí y frustrales el negocio a sus compañeros. Por supuesto fué el momento único de lograr una foto para el álbum histórico solo que los únicos que se beneficiaron fueron Gervi y Beto, ya que el encargado de tomarme a mí la foto tocó el dial de la exposición y salió para el olvido, será para la próxima…

Written by

Deja un comentario