El flamenco-jazz de Dave Holland y Pepe Habichuela

Dave Holland y el guitarrista granadino han grabado un disco de flamenco-jazz a cuatro manos que verá la luz la próxima primavera (europea)

Fuente: ideal.es | 21.12.09

Holland y Habichuela nacieron con apenas dos años de diferencia, la placenta de uno olía a jazz y la del otro, a flamenco. Corría la década de los 40. Los dos iban a ser grandes intérpretes, aunque en aquel momento sólo compartieran la ‘H’ con la que arrancan sus apellidos y un profético fervor musical. Pepe Habichuela -uno de los guitarristas flamencos determinantes en la historia- dio sus primeros pasos en el barrio granadino del Sacromonte bajo su nombre real, José Antonio Carmona Carmona, donde no hay ni huella de la consonante muda.

El otro, Dave Holland, arrancó a andar -cuando todavía un contrabajo era insostenible para un crío de su talla- en una ciudad de nombre impronunciable, Wolverhampton, en el céntrico, verde y tradicional condado de Staffordshire, Inglaterra. Luego, se largó a las Américas.
Pasan las décadas. Los dos -aficionados a las correrías artísticas- acaban una noche de 2006 en el Club de Música y Jazz San Juan Evangelista, en Madrid. Holland, sobre las tablas al contrabajo, con un curriculum de oro macizo en el que brillan perlas como haber intervenido en los años sesenta como bajista, en dos discos clave del periodo eléctrico de Miles Davis, ‘In a silent way’ y ‘Bitches brew’. De ahí al estrellato.

El granadino también había fusionado sus sones flamencos con los de la orquesta hindú The Bollywood Strings (2001) y antes compartió escenarios con el trompetista Don Cherry, una leyenda del jazz que sentenció: «La guitarra de Pepe suena a madera, se oye el árbol que llora». O sea, que además de acompañar a los cantaores Pepe Marchena, Juanito Valderrama y Enrique Morente, el Habichuela se sintió con fuerza suficiente para abordar a Holland en aquel local madrileño y poner sus dos manos al servicio del lenguaje universal.

Gira en EE UU y Canadá

Ni media palabra. Literal. «No nos entendemos, sólo con la música. Yo no hablo ni papa de inglés», reconoce desde su domicilio madrileño Pepe Habichuela, con una navidad de lo más familiar por delante. En mayo de 2008, H&H emprendieron una gira conjunta por España que se fraguó tras varios encuentros esporádicos a lo largo y ancho de la geografía ibérica. «Este tío es que te chupa, su música te atrapa. Estoy acojonado», continúa el guitarrista granadino, que adelanta que en primavera de 2010 sacan un disco en directo. Para el verano próximo, gira conjunta en EE UU y Canadá.

«Ha sido increíble ver cómo Dave se empolló un disco de Camarón en tres días y luego lo tocaba entero a la perfección. Con el contrabajo hace el cante, por ejemplo de una taranta, y es una maravilla, mientras yo lo acompaño a la guitarra. Ha sido, de todos modos, una grabación muy relajada», cuenta emocionado el Habichuela.
Seguiriyas, tangos y bulerías son otros de los palos tallados a cuatro manos en el disco por estas dos figuras, a quienes arropan las guitarras de Josemi Carmona, hijo de Pepe y ex Ketama, y su primo Carlos. «El esfuerzo que este hombre ha realizado para adaptarse a mi música es mágico, admirable», confiesa Pepe Habichuela. «Sin partituras ni papeles de por medio, ¡como un auténtico flamenco!».

Diez temas

Por el momento, van diez cortes seleccionados. Todo está grabado. Sólo quedan las mezclas de un álbum con nombre por determinar y producido por Josemi y el mismo Dave Holland, tres veces ganador de premios Grammy, además de mejor bajista de jazz del mundo, según publicaciones especializadas.
El granadino, el primer artista flamenco en grabar para el sello independiente Nuevos Medios (1983), ha grabado con Dave en los estudios y con el sello de la SGAE. Aún les queda la última cita, en marzo, para mezclar los cantes, muchos de ellos incluidos desde siempre por el Habichuela en sus repertorios en solitario. Por ahora, el disco de H&H está en el fondo del cajón de los truenos, que en cuanto se abra rugirá en los oídos ávidos de destreza y vanguardia musical, de esos que no temen ni se enfadan porque una velada flamenca termine convertida en una especie de jam session.

‘La música se aprende con el corazón, no con las partituras», explicó el británico en un ensayo con Pepe Habichuela, a quien define como «un hombre de paciencia y un gran maestro». Llegó Holland a esta aventura española escaqueándose de su quinteto, con el que anda surcando el mundo. Es uno de los contrabajistas más destacados y ha compartido escenario con Evan Parker o Path Metheny, quien grabó en Granada ‘Morente sueña la Alhambra’.

‘Yerba Güena’, un disco grabado entre Bangalore (India), Barcelona y Madrid con la colaboración de la orquesta india The Bollywood Strings fue su incursión más determinante en la fusión. En los 70 grabó con Enrique Morente ‘Despegando’ y ‘Homenaje a D. Antonio Chacón’. Su primer disco en solitario fue ‘A Mandeli’ (1983), distribuido por todo el mundo. Su segundo cedé, ‘Habichuela en Rama’ (1997), lo grabó con su hijo José Miguel (Ketama).

Written by

Deja un comentario